Producto

Puertas cortafuegos enrollables

La instalación de puertas cortafuegos es cada vez más común, ya que la normativa vigente sobre edificación exige un alto nivel de protección en los edificios industriales. Y las puertas cortafuegos enrollables de Inkema proporcionan la solución. Se tratan de puertas de gran resistencia y aislamiento térmico y acústico. Y, además, al enrollarse sobre ella misma, ocupan muy poco espacio. Están especialmente indicada para aquellas situaciones en que se requiere una resistencia retardante al fuego de 120 minutos - conforme clasificación EI(1). Sólo se debe utilizar en caso de alarma contra incendios, no son aptas para el uso diario.

Su estructura central está fabricada con material de acero galvanizado de 60mm de grosor. Las lamas son de perfil grueso de 0.80mm de chapa de acero galvanizado y relleno con material especial aislante resistente al fuego.

La parte inferior de la estructura está fabricada en forma de L en acero galvanizado y está unido con remaches. 

Las lamas de acero están equipadas con un sistema único que permite montarlas y desmontarlas en un ángulo de 90 grados.

Características de la puerta:

  • Altura máxima: 15 metros
  • Anchura máxima: 15 metros
  • Apertura máxima: 100m2
  • Sistema de montaje fácil y rápido.
  • Espacio de instalación mínimo.

Puertas cortafuegos que ocupan muy poco espacio.

Dependiendo de cada situación, la puerta cortafuegos enrollable viene equipada ya sea con un motor de bloque directo a eje de 400V o un motor de transmisión de cadena de 400V. Cuando la puerta enrollable necesite estar en posición cerrada en un fallo de tensión, deberá utilizarse un motor de bloque de 400V, en combinación con una unidad de control de 230V y una batería o motor de transmisión de cadena a prueba de fallos de 400V.

En situaciones con puertas de pequeñas dimensiones, puede escogerse la opción de motor tubular de 230V. Así como, en caso se necesitar la puerta operativa durante cortes de tensión también está disponible la elección de un SAI o motor tubular de seguridad. Esto asegura que la puerta esté totalmente cerrada de forma controlada.

La puerta cortafuego enrollable puede ser opcionalmente de acero galvanizado y/o con carcasa del motor.

Todos los componentes de acero de las puertas pueden suministrarse en cualquier color RAL deseado. Además, con excepción de la estructura, todos los componentes de acero visibles pueden fabricarse en 304 o 316 - acero inoxidable.

Las lamas han sido también sometidas con éxito a la prueba de resistencia bajo humo en ambos lados (EN 1634-3)

Inkema pone también a disposición de sus clientes puertas cortafuegos de otros tipos como batientes, seccionales o adyacentes, peatonales incorporadas, y puertas acristaladas con resistencia al fuego.

Póngase en contacto con nosotros, y nuestro equipo comercial estudiará las características de su instalación para ofrecer la respuesta más adecuada a su necesidad.

 

Contacto

Consúltenos más información sobre Puertas cortafuegos enrollables.

Documentación
Videos
Puertas cortafuegos

¿Necesita ponerse en contacto con nosotros? Estamos para ayudarle.

Nuestros Clientes